martes, 9 de septiembre de 2008

Twittering

Si te gusta escribir, es algo que deberías probar. Es una experiencia lúdica, liberadora, tuitear es como decir frases al vuelo, todo aquello que pasa por tu cabeza. A veces tiene más, otras menos, sentido. Cuando escribes un post lo maduras un poco más (aunque a veces no tanto...). Pero cuando tuiteas, la experiencia se convierte un poco en lo que trataron de hacer surrealistas y vanguardistas de la segunda década de nuestro siglo (me refiero al siglo XX, en el que nacimos la mayoría): escritura automática. La escritura automática es la conexión directa entre las neuronas y el papel. La mano, la escritura, es solo un medio, que no se controla a sí mismo, sino que es controlado por la mente. La mente ordena, la mano escribe. Pues algo así es Twitter.
Igual que la gente deja sus felices ideas en las puertas de los retretes públicos, twitter es la oportunidad de escribir toda aquella frase que pase por tu mente, con un único límite: ciento cuarenta caracteres, incluyendo espacios en blanco y signos de puntuación. Tuitear es hacer graffitis con palabras, pero sin ensuciar ninguna pared.

2 opiniones:

Cuandodespertóeldinosaurio dijo...

Muy buena definición, javi. No se puede decir mejor. Me alegro ádemás de poder leerte también en twitter.
un saludo.

Javi dijo...

Tú me enseñas el camino, yo lo sigo. Es muy fácil!!!.
Gracias Rafa, por todo.